sábado, 24 de abril de 2010

RockZone: la gran olvidada


Ignoro cuáles son las tres revistas de Rock de nuestro país que encabezan el ránking de ventas, pero, a tenor de lo que se lee en los foros especializados en el género, el top de bestsellers (obviando la Heavy Rock, la Metal Hammer y la Kerrang!) debe estar encabezado por Popular 1, Ruta 66 y This is Rock. De las tres, la que mejor encaja con mis gustos es el Popu; las otras dos, tanto por contenidos como por redacción, me aburren sobremanera. Es por ello que encuentro injusto que los rockeros autóctonos no hablen más de RockZone, una cabecera que supera de largo al Ruta y a la TIR.

Y sí, estamos de acuerdo en que la excesiva orientación de RockZone hacia lo moderno y lo extremo -de entrada- puede tirar para atrás a más de uno, pero si a lo largo de los años he tenido que sufrir en el Popu la presencia de estrellitas de rap del tres al cuarto, a folkies hippiosos, a country-rockers de medio pelo, por no hablar de las bandas catalanas de los 90s, cómo no voy a soportar a unos cuantos mamarrachos flequilleros en las páginas de la RZ cuando en sus páginas también se pueden leer entrevistas a Slash, Sick Of It All, Melissa Auf Der Maur o Coheed And Cambria (nombres que, por ejemplo, aparecen en el número de este mes).

RockZone

De acuerdo, RockZone no es la panacea; su porcentaje de basura supera al del peor número imaginable del Popu, pero la calidad de sus redactores invita a leer entrevistas a ciertas bandas que en otras revistas no se me ocurriría leer. Y es que siempre es un placer comprobar que la persona que escribe un texto realmente sabe de lo que habla.

Para rockeros un poco anticuados y talibanes como yo los puntos flacos de RZ se encuentran en el amplio abanico de subgéneros que cubre (lo cual revierte en una linea editorial un tanto difusa) y en la falta de prejuicios de la que hace gala, pero si nos quedamos con los aspectos positivos (diseño, formato, calidad de los redactores, posibilidad de conocer alguna buena banda nueva,...) RockZone se convierte en una opción a tener en cuenta cuando a final de mes el hambre de lectura aprieta mientras se espera a que el Popu llegue al kiosko.

4 comentarios:

Ofersan dijo...

Solo compro el Popular 1 y desde hace muchos años (1988), del resto algún numero puntual, eso si en mis años de militancia hardrockera extrema comparaba RIP, MetalHAmmer etc....los tiempos cambian y solo me llena anivel de lectura el popu, eso si reconozco que de vez en cuando les oego una ojeada al resto....

sammy tylerose dijo...

Rockzone antes era Rocksound, no? Yo la descarté de buen principio pq era la revista oficial del Nu-metal. Era la escisión nu-metalera del Popu! Mira que me gustaban Jordi Meya y Richard Royuela, pero leer sobre Limp Bizkit y Linkin' Park no apetecía! Si esos tíos siguen involucrados, por su calidad como redactores, me creo tus piropos hacia la revista, pero mis esperas del Popu las invierto con ... revistas de Historia!

PopuJedi dijo...

Ofersan: hace años yo también picoteaba más, ahora sólo cae fija el Popu. La RockZone la pillo muy de vez en cuando, y del resto directamente me abstengo.

Sammy: sí, antes era la RockSound, pero se cambiaron el nombre para no crear confusión con la sala de Barcelona (!). A mí el nu-metal tampoco me ha gustado nunca (salvo alguna excepción muy puntual), pero reconoce que en el Popu también nos han estado colando artistas y subgéneros igual de deleznables, y aquí seguimos, comprándola.

Lethe dijo...

Tengo un kiosko, y esta revista era para mi y mi hermano al principio la "Revista de Humor" por el correo que un tal pepe peligro insultaba a lectores y musicos por igual, luego tras las remodelaciones y rediseños desaparecio esa parte que nos hacia tanta gracia.
La revista esta bien, no deja de ser un Popular 1 mas modernillo, pero me descubri varios grupos como Dropkick Murphis,o Floggin Molly

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle