sábado, 14 de julio de 2012

Metal Evolution


Desde hace unos pocos años me resulta graciosa la dicotomía existente dentro de la Comunidad Metálica (a la que respeto, pero de la que nunca me he sentido parte). Por un lado, su tradicional estrechez de miras sigue siendo un elemento muy presente en su modus vivendi (¿Judas Priest en "American Idol"? ¡Antes la muerte!); pero, por otra parte, y pese a considerarse a sí mismos una especie de outsiders/outlaws, existe una profunda necesidad de ser aceptados -y entendidos- por la sociedad (como si el hecho de ser metal-head implicase vivir al margen de ella... ¡qué ilusos!). Y es esta necesidad la que les empuja a urdir documentales como "Metal, a Headbanger's Journey" o éste que nos ocupa, la serie de 11 capítulos "Metal Evolution", estrenada, casualmente, el mismo día que Black Sabbath anunciaron un regreso que ha acabado convertido en esperpento.

metal-evolution-14

Capitaneada por el mismo equipo que legó a la humanidad esa maravilla titulada "Beyond the Lighted Stage", Sam Dunn vuelve a envestirse como Sumo Sacerdote de la Antropología con el objetivo de dar respuesta, junto a un equipo de neurólogos y psicólogos de prestigiosas Universidades (la misma calaña que dos décadas atrás arremetía contra todo el metal que no apareciese en la Tabla Periódica de los Elementos), a cuestiones que sólo interesan a los metaleros más nerds del lugar.



A pesar del tufillo pseudo-intelectual que envuelve al producto, la serie es interesante (siempre y cuando sientas afinidad con el tema en cuestión) y cumple las expectativas. De momento sólo he tenido oportunidad de ver el primer episodio (subtitulado al español gracias al muy recomendable blog de rockumentaries Que en Paz Descargues), pero en sucesivas semanas irán apareciendo los restantes.

Si quieres un pequeño avance de cada capítulo, clicka aquí.

5 comentarios:

Evil E. dijo...

El docu que hizo sobre la historia del metal me pareció un poco flojete, me gustó la intervención de Mayhem y poco más, sin embargo "Global Metal" y el de Rush están muy bien. En Septiembre estrena el de Alice Cooper.

Larry Runner dijo...

Desde que los universitarios y la gente del conservatorio empezaron a escuchar heavy metal, el estilo cambió para siempre. Tanto que hay gente que considera que cuatro pavos con un cello hacen heavy metal.
A mi me tira del pijo que me acepten o no. Con 14 años había voces en casa por las pintas. Ahora ya no me dicen ni pío ni cuando voy a las bodas. Porque yo no soy de los que va a las bodas de traje como todo el mundo. Yo no soy todo el mundo. Como mucho estreno unos Nike y una camiseta, pero la corbata que se la pongan los que están en busca y captura como el marido de la delegada del gobierno de Madrid. jajajaja
Molaba más cuando el metal salía de Vallecas!

PopuJedi dijo...

Evil E: no me acordaba del documental de Alicia. ¡Habrá que verlo!

Larry Runner: aparentemente era mucho más auténtico por aquellos entonces; y digo "aparentemente" porque también había mucho poser en la época (más que ahora, diría yo). Muchos cambiaron de chaqueta, y otros tantos simultaneaban el rollo heavy con las rumbitas y todo aquel rollo chungo. Pero, vaya, que sí, estoy contigo: tanto intelectualizar el tema ha acabado jodiendo el asunto.

Xavi Martínez (aka Da Muzz) dijo...

Cierto, la comunida metálica simpre se ha sentido muy outsider pero gran parte de la culpa la tienen ciertos personajes de la prensa (¿hace falta decir nombres?)que han convertido a la gran parte de heavies de este país en sectarios y retrasados mentales.
Un saludo

PopuJedi dijo...

Parte de culpa sí tienen, es cierto; pero, en muchos casos, no necesitaron de ningún gurú o adoctrinador para convertirlos en trogloditas. Muchos ya lo eran desde nacimiento. Si a ésos les sumamos todos aquéllos que no han leído una revista en su vida, pues así están las cosas, que los conciertos de Extremoduro & cía están llenos de neurocirujanos, telecos y filólogos.
Un saludo.

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle