viernes, 13 de agosto de 2010

El documental de Rush, 'Beyond the Lighted Stage': asignatura obligatoria de Primaria


Hace escasamente unas horas que he visto 'Beyond the Lighted Stage' y todavía estoy flotando, incapaz de asimilar todo lo que ha pasado ante mis ojos. Creo que necesitaré unos cuantos días para reponerme de tantas emociones (aunque es probable que vuelva a verla mucho antes de lo previsto). ¡Qué grande! Créeme si te digo que me siento como si hubiese asistido en Broadway a una tragicomedia griega. He cantado, he reído, he llorado, ... ¡incluso he podido practicar mi oxidado air drum! (algo poco habitual en las funciones de la neoyorkina calle 42, por cierto).

Rush - Beyond the Lighted Stage

Sam Dunn y Scot McFadyen, el tándem responsable de 'Metal, a Headbanger's Journey', 'Global Metal' y 'Iron Maiden: Flight 666', no nos podían fallar y vuelven a dar en la diana con otro gran documental. Como es norma en sus trabajos, los elementos que los distinguen están también aquí presentes: larga lista de invitados (hay que ver qué desmejorado está Sebastian Bach), impactantes imágenes rescatadas del olvido (increíble la filmación casera de una discusión familiar con un joven Alex Lifeson que se niega a continuar sus estudios), un guión que va al grano, y unos acabados técnicos de primera categoria. Un auténtico artículo de lujo, vaya, que se sitúa al mismo nivel de calidad que el trío canadiense.



Excepcionales músicos, Rush es, sin duda, una de las bandas de mi vida. Como instrumentistas e intérpretes son (casi) inalcanzables, como compositores están entre mis favoritos, y como seres humanos están hechos de la misma pasta que el desaparecido Ronnie James Dio. Unos tipos entrañables y 100% reales, en definitiva. Sólo hay que detenerse en su baterista Neil Peart, quien, con su aplastante humildad (y su enfermiza timidez), consigue llegarme a lo más hondo. Neil, además, es a su instrumento lo que Randy Rhoads fue a las seis cuerdas (ya sabes, el añorado guitarrista aprovechaba sus horas libres en las giras con Ozzy, no para salir de fiesta, sino para tomar clases particulares de música): un ejemplo de constante superación en pos de la perfección. 'Música para nerds', les recriminan los críticos más idiotas. Me río yo de todos ellos.

Aunque... echando un vistazo a mi iPod, menos gracioso (y mucho más embarazoso) es el hecho de que sólo tengo un par de discos de los canadienses en el disco duro. Así que, con tu permiso, voy a ponerle remedio a ese agravio ahora mismo añadiendo a la lista de reproducción los imprescindibles 'Fly By Night', '2112', 'A Farewell to Kings', 'Hemispheres', 'Permanent Waves', 'Moving Pictures', 'Cares of Steel', 'Hold Your Fire', etc, etc, etc.

5 comentarios:

Ofersan dijo...

LO tengo pendiente, se me estan acumulando los documentales,je,je....

PUPILO DILATADO dijo...

Me pones los dientes muuuuuy largos POPUJEDI. Hay que ponerle remedio a esto porque como estos tipos encima de un escenario pueden competir muy pocos. Todavía me parece increible que no sólo en Canadá y en EEUU asistan masas sino también en Brasil y Argentina en donde existe una auténtica locura por estos tres jinetes.

PopuJedi dijo...

El link de descarga es éste:
http://www.adrive.com/public/467ef909f03f547294f80d60506afeff7f7abf6a7a378ad29f4a1aaea7aac3cd.html

La contraseña es Rushwarez2112

Los subtítulos van aparte:
http://www.4shared.com/file/WKX-QvZv/TemplesTrioSubs.html

Old Dirty Bastard dijo...

Me lo pido!! realmente Rush son un pedazo de banda, y además los documentales de Sam Dunn que apuntas me han encantado.

PopuJedi dijo...

Si te gusta Rush, el documental no puede defraudarte.

 

Blog Template by YummyLolly.com - Header Image by Vector Jungle